Monedas:
Spanish
Cesta de la compra  0 item(s) - €0.00



 


noticias; New Balance ML 574 CAB Zapatillas Mujer Marron Tienda

publicado: jueves 04 mayo, 2017


ALESSANDRO BARICCO ALESSANDRO BARICCO, EL BRBAROReconozco que le ten un inmenso cari al escritor italiano Alessandro Baricco (1958). Me gustaban sus novelas, sus textos posmodernos, sus relatos llenos de historias m o menos inquietantes como un relato que tiene algo de largo poema en prosa, mar Me gustaba su pasi por los boxeadores. Ve las pel basadas en sus libros. Siempre me ha parecido un tipo muy listo. El otro d o casi embobado, su preg en Barcelona. Hace alg tiempo, le escrib para invitarle a aquel ciclo de conferencias que organiz Heraldo de Arag con motivo de su 110 aniversario. Le expliqu todo, le cont quienes ven Cees Nooteboom, su paisano Ferdinando Scianna, el narrador Javier Sierra, que hab dado un aut pelotazo en Italia. Baricco, que imparte unos estupendos talleres literarios (igual que hace F Romeo alrededor de Espa y del mundo: ahora est en Bogot jam me contest aunque escribi a su editor en Espa Jorge Herralde, y le pregunt por el peri y por el tipo espa que le ofrec casi 2.000 euros por trasladarse a Zaragoza. Historias del Real Zaragoza (Fundaci Real Zaragoza, 2008). He sido entrenador de f con trece a en Arteixo; era tan petulante o inconsciente que le explicaba al compa portero c paraba el gran Amadeo Carrizo de River: acababa de aprenderme de memoria una entrevista suya aparecida en As Color. Fui m tarde entrenador en Urrea de Ga durante casi cuatro a llegu a entrenar hasta tres conjuntos. Lo volv a ser en La Iglesuela del Cid, y luego en Garrapinillos, donde es posible que vuelva a entrenar al equipo de juveniles en la campa que viene. As que este texto no pod dejarme indiferente. empec a jugar con la pelota eran los a sesenta y todav no exist Moggi ni Sky. Era el que no ten New Balance ML 574 CAB botas de f (no pobres, pero cat de izquierdas), por lo que jugaba con las botas de monta atadas en el tobillo: por eso, y seg una l imperiosa, los mayores decidieron que ten que jugar en la defensa. En esa ten yo la idea de que la vida era un deber que ten que cumplirse, no una fiesta que hab que inventar, y por eso durante a me ce a esa indicaci categ creciendo con la mentalidad de un defensor y ascendiendo en las categor futbol llevando en la espalda el n 3. Era, en esa un n carente de poes si bien alud a una disciplina en e imperturbable. Se correspond m o menos con la idea, imperfecta, que me hab hecho de m mismo.



En ese f el defensor defend Era un tipo de juego en el que si uno llevaba en la espalda el n New Balance Mujer, pod jugar decenas de partidos sin traspasar nunca la l del centro del campo. No era necesario. Si el bal estaba all t esperabas aqu y te tomabas un respiro. El asunto te proporcionaba una extra percepci del partido. Yo, durante a he visto a mi equipo marcando goles lejanos y vagamente misteriosos: era algo que ocurr all al fondo, en una parte del campo que no conoc y que, a mis ojos de defensa lateral, reproduc el aura legendaria de una localidad balnearia, m all de las monta monta y gambas. Cuando marcaban un gol, all en el fondo se abrazaban, esto lo recuerdo bien. Durante a vi c se abrazaban, desde lejos. Iba con el Barcelona en su eliminatoria con el Manchester (quer que R se despidiese por la puerta grande) y cay el Bar Iba con el Liverpool ante el Chelsea, y cay tambi Voy con Manchester en la final de Mosc as que ya se puede deducir el resultado. Ganar el Chelsea, un equipo que yo amaba de ni cuando se enfrentaba al Real Madrid de los 60 / 70 y ten en sus filas a Charlie Cooke y Peter Osgood. 01/05/2008 01:38 Antón Castro Enlace permanente. sin tema Comentarios Ir a formulario Autor: Toni Todos tenemos frustraciones, decepciones o espinitas con gente a la que admiramos. Y más si nos dedicamos a organizar actividades, pero eso no ha de minar nuestro ánimo.

Atrás